Ventajas

La biomasa es aquel combustible que proviene directamente de la naturaleza. Existen diferentes tipos que van de la leña a los huesos frutales pasando por el pellet, que es el más utilizado y el que en este caso nos concierne. Se trata de unos pequeños cilindros de madera prensada con un diámetro de 6-8 mm y un largo de 10-25 mm. El prensado viene efectuado a alta presión (sin otros aditivos). Se deben guardar en un lugar seco para que no pierdan propiedades, ya que la humedad hace que su combustión sea más lenta y se produzcan más humos. De esta manera, pueden ser guardados indefinidamente.

En el momento de la compra, es importante elegir un pellet de calidad con sello de garantía para que su equipo funcione de forma óptima. BFLOGIC comercializa pellets de acuerdo con la Norma EN14961-2A1 cuyas características principales son: diámetro 6mm, poder calorífico 5 kh/kg, densidad >=650 kg/m3, contenido de cenizas >0,7%.

Económicas
El pellet es considerablemente más económico que los combustibles fósiles (45% más barato que el gasóleo). Usando pellet no dependes de los continuos cambios en los precios de otros combustibles. La utilización de madera como fuente de combustible crea puestos de trabajo locales, especialmente en áreas desfavorecidas y contribuye a la reducción de las importaciones de combustible.

Seguridad

El pellet almacenado no presenta riesgo de explosión, no es volátil, no produce olores, no se producen fugas y si reproduce un vertido todo lo que necesitarás será una escoba. El pellet es un combustible no tóxico e inocuo para la salud.

Confort

Para producir el mismo calor, el pellet almacenado ocupa unas tres veces menos en volumen que la madera maciza. Las propiedades físicas del pellet permiten que se pueda manejar de forma parecida a un líquido, de forma que es totalmente automatizable tanto en su transporte, llenado de depósito como en la combustión y limpieza. (la alimentación de calderas de leña hay que realizarla manualmente). La combustión de pellets apenas produce humos. Para las estufas es suficiente con un pequeño tubo a la fachada de su casa.

Ecológicas
Se trata de una fuente de energía renovable (con balance neutro de CO2). Usando pellet, contribuyes a reducir significativamente la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. La combustión del pellet es mucho más eficiente que la combustión de la leńa y por tanto las emisiones son mínimas. Disminuye la lluvia ácida, ya que los pellets no presentan azufre en su composición. Si los residuos de podas y limpias del monte se utilizan para fabricar pellets, se revaloriza el residuo. De esta forma se fomenta la limpieza de montes, creando o mejorando hábitats salvajes y evitando incendios. La ceniza que resulta de la combustión del pellet es mínima por la alta eficiencia de la combustión (para una instalación de 15 kw, unos 25 kg de ceniza anualmente) y es totalmente biodegradable, incluso es un buen abono.